Viceministro de Transportes Galo Bonifaz, en conferencia de prensa Identifica

Viceministro de Transportes Galo Bonifaz, en conferencia de prensa Identifica

Una investigación realizada por el Viceministerio de Transportes identificó senderos carreteros y hasta pistas de aterrizaje clandestinas dentro del Territorio Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) para facilitar el narcotráfico, además maquinaria de empresas madereras que explotan en esa región con el consentimiento de los dirigentes regionales, informaron el martes fuentes oficiales.

En conferencia de prensa, el viceministro de Transportes, Galo Bonifaz, aseguró, exhibiendo fotografías, que los dirigentes comunales tienen conocimiento de la "ruta del narcotráfico", que atraviesa el río del Tipnis, y se niegan a explicar ese tema a la población boliviana.

"Lo más preocupante que los dirigentes y la oposición no quieren explicar o no quieren admitir lo que es la ruta del narcotráfico o la actividad del narcotráfico que los dirigentes tienen conocimiento y los dirigentes no quieren admitirlo. Hemos detectado narcotráfico por el río del Tipnis", subrayó.

Además, dijo que la investigación estableció el ingreso de maquinaria de empresas madereras, para explotar ese producto, y la concesiones de caza y pesca, como parte de un gran movimiento turístico.

Bonifaz denunció que existen 50.000 hectáreas concesionadas en el Tipnis para la actividad ganadera en ese territorio.

"Tenemos un territorio completamente dividido en factores comerciales, tenemos un territorio del Tipnis con un área de explotación comercial, hay concesiones en el área de turismo, hay pistas clandestinas instaladas en el territorio del Tipnis, hay caminos, sendas que han abierto las empresas madereras dentro del territorio del Tipnis", complementó.

Por otra parte, dijo que bajo el liderazgo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), ingresaron al Tipnis alrededor de 18 Organizaciones No Gubernamentales (ONG"s), que actualmente operan desde ese territorio, ubicado entre los departamentos de Cochabamba y Beni.

Bonifaz lamentó que ambientalistas y políticos de la oposición levanten banderas para defender la supuesta "virginidad" del Tipnis, un territorio donde existe una carretera de 16,5 kilómetros construida en 2006, durante la gestión del entonces prefecto, Ernesto Suárez.

Por otra parte, reveló que la Iglesia Católica tiene 843.164 hectáreas concesionadas en el Tipnis, por lo que -dijo- "no tiene ninguna moral para hablar de ese territorio".

"Decirles a las hermanas bolivianas y a los bolivianos que no se dejen engañar por lo que la oposición, los dirigentes y la Iglesia Católica hoy en día mienten al pueblo boliviano, mienten con un discurso falso relacionado al Tipnis", remarcó.